MAJARETE

El majarete fue el dulce de los esclavos el cual aprendieron hacer entre noches por medio de unas medias casas que sus amos les tenían reservadas en la parte de atrás de sus haciendas donde fueron sometidos a duros trabajos. Sitios de descansar, utilizados para la oscuridad, conocidos como La Rochela y de allí ese concepto de jolgorio quedó para toda la vida.

Moradas hechas con retablos de maderas, reparadas y selladas en sus techos con cualquier cosa colocadas encima de sus techos por los mismos esclavos sobre todo para protegerse de pertinaces aguaceros. Aquellas cuevas se llenaban del humo de fogones de cocinas llamadas topias. Estas eran rocas puestas unas sobre otras y cuando las pailas de cobre se ladeaban se estabilizaban con unas piedras pequeñas llamadas cuñas.

Así fue elaborado el majarete. Utilizaban leche de vacas o cabras y lo espesaban con maíz y coco rallado endulzándolos con sumos de cañas provenientes de unos diferentes trapiches que ardían a diario sin parar hasta que el fuego los deshacía. Después de la liberación de los esclavos ha sido el único dulce que sobrevivió a la pena de los blancos contra los negros.

Cuarenta y dos hombres conformaron una escuadra de quinientos héroes, todos arrancaron a caminar y combatir en La Ruta de la Campaña Admirable. No descansaron hasta conquistar la libertad de la patria. Y de los cuales solo regresaron quince curtidos hombres. En el siglo iniciado en 1800 todos lo que hicieron fue caminar.

De los cuarenta y dos combatientes que habían salido de La Mucuy con sus alrededores solo regresaron quince. Los otros quedaron en los campos de batalla por eso hoy en día se come majarete en su honor, pues al salir a caminar después de varios días aún todos probaban ese dulce el cual no se acababa. Era el acompañante hasta el final de los días de batallas inacabables.

Cuentan que aquellas cocineras siempre permanecieron como esclavas pues los acatares y secretos aprendidos en las cocinas les impedían irse a realizar otros trabajos. Sus hijos fueron a la guerra y aquellas inmoladas mujeres les enseñaron hacer el dulce del majarete para que sus gentes en los briosos avatares pudieran sobrevivir.

Dr. Miguel A. Jaimes N.

https://www.lamucuy.com.ve

https://www.geopoliticapetrolera.com.ve

lamucuyandina@gmail.com

@migueljaimes2

Skipe: migueljaimes70

Premio Mejor Columnista Diario-Frontera Mérida 2011

Premio estadal Gabinete cultura Mérida Gran Explosión Bicentenaria MPPC 2012

Segundo premio nacional mención periodismo Ministerio poder popular para Cultura 2013

Condecoración comandante Hugo Chávez Única Clase Alcaldía Santos Marquina 2015

10mo Edición del Foro Permanente MPPC 2015

Para: Diario Frontera

Noviembre 8 del 2017

Leave a Reply