MATRONAS

Unas señoras ávidas de años, pero en su interior desbordadas de paciencias y demasiados buenos consejos, aunque muchas páginas hubiesen pasado en sus almanaques. Todas estas damas fueron encontradas pasando lecciones tan nobles como la camada de años a los cuales se enfrentaban en añadas inundadas tras sus largos trajinares.

Fueron las más solidarias matronas quienes siempre tenían algo tan perenne como un día a día, o quizás abrieron las posadas con el acabado interés de renunciar a unas vidas encontradas, seguro cuando los demás recuerdos enturbiaran la danza de sus experimentadas idas.

El sacrificio fue aguantado como verdaderas veteranas, ellas se hicieron capaces de soportar hechos tan duros como los impuestos por la naturaleza cuando hacían retumbar gigantes árboles. Algunos escogidos al ver la caída de estos gigantes verdes y de cortezas tan duras como la piel que llegó a soportar las palabras más fuertes, entonces llegaba anunciándose el fin de una matrona.

Sus despedidas fueron tristes, con ellas se iba todo, incluso, hasta la misma guardada vida. Afuera dejaron a una de ellas, quedaba exiliada. Fue capaz de arrinconarse en lo más duro de las pasiones; malas palabras es decir lo injusto de las voces, pero ese lamentable designio no logró detenerla; fue tan llevadera que la primera puerta abierta que abrieron para el matronazgo fue ir a pasar las pruebas de infundadas frases.      

La mirada fue perenne y cuando se pensaba que detrás venían muchos vocablos ella sencillamente se despidió, fue y se encontró con un período en el cual las pocas voces caracterizaron los días aguardados. Prefirió al contrario de muchos, callar, hacer el silencio requerido, afuera había demasiado ruido y el acuerdo con el bisnieto escogido se sellaría, pero ella no vería al preferido pues ahora había que cuidar los sonidos.

Muchos esperaron discursos que no se dieron, pero fue mejor no extenderse los votos no habían sido contados y sin saberlo entraron en los momentos de saber esperar, porque era mejor escuchar el llamado de las inocentes matronas.

Dr. Miguel A. Jaimes N.

https://www.lamucuy.com.ve

www.geopoliticapetrolera.com.ve

lamucuyandina@gmail.com

@migueljaimes2

Skipe: migueljaimes70

Premio Mejor Columnista Diario Frontera Mérida 2011

Premio estadal Gabinete cultura Mérida Gran Explosión Bicentenaria MPPC 2012

Segundo premio nacional mención periodismo Ministerio poder popular para Cultura 2013

Condecoración comandante Hugo Chávez Única Clase Alcaldía Santos Marquina 2015

10mo Edición del Foro Permanente MPPC 2015

Para: Diario Frontera

Diciembre 6 del 2017

Leave a Reply