ATAUL

Por ahí trasteaba sobre unas maderas sin color María Visitación Rodríguez. Llevaba un metro largo el cual medida en décimas y lo mantenía amarrado junto a la cintura. En su boca lamía algunos clavos mientras sus dedos llevaban marcas y golpes de un martillo encontrado sobre una lápida. Allí supo que su destino serían los ataúdes.

Unas eran de cipreses, otros de tecas y hasta algunos pedazos venían cortados desde algarrobos antiguos a los cuales no les gustaba mucho la idea de vivir sepultados y volaban cayendo justo cuando se iniciaba la Era de Acuario anunciando la llegada de los primeros días de un mes de julio. Anterior a este venía deambulando junio y quienes tuvieran que partir sin atreverse a ser avisados por aquellas horas encontradas en un perdón poco desconocido. Ese mes se llevó a muchos.

Junio recogió toda la maldad y la hizo aguardar para llevarse tras el silencio los llantos de miles que no pudieron permanecer con nosotros. Y tumbó con fuertes vientos maderas para que los carpinteros no se aburrieran.

La construcción de sarcófagos no se hizo esperar; fue impresionante; parecía que aquello nunca abría de acabarse pero la misión por más dura que se presentara ya estaba escrita y procedía a hacerse cumplir. Por eso muchos tuvieron que irse para siempre. Aquello fue una limpieza por el mal comportamiento.

Fue tanta la mortandad que algunos se preocuparon si al morirse no encontraran paleros para enterrarlos. Entonces partieron a donde Aureliano. Este tenía mucha madera guardada y bien seca, lista para ser cortada y entre todos encargaron sus urnas y al estar listas vinieron a colocarles sus firmas.

Otros fueron más osados y se llevaron aquellos pesados cajones cargaditos sobre sus hombros. Fueron a colocarlos bien tapados con trapitos de organza para que nadie se percatara, pero aquellas viejas cajas eran chirosas y en la mañana siguiente cuando el frío era alejado con unas cuantas tazas de café de algunas de sus vecinas aparecían medio torcidos. Por eso decían que ni al cementerio se va derechito.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

Dr. Miguel A. Jaimes N.

https//: www.lamucuy.com.ve

https//: www.geopoliticapetrolera.com.ve

lamucuyandina@gmail.com

@migueljaimes2

Skype: migueljaimes70

Premio Mejor Columnista Diario-Frontera Mérida 2011

Premio estadal Gabinete cultura Mérida Gran Explosión Bicentenaria MPPC 2012

Segundo premio nacional mención periodismo Ministerio poder popular para Cultura 2013

Condecoración comandante Hugo Chávez Única Clase Alcaldía Santos Marquina 2015

10mo Edición del Foro Permanente MPPC 2015

Para: Diario Frontera

Febrero 28 del 2018

Leave a Reply